Publicado el

Relojes con estilo vintage: moda atemporal

Relojería de lujo que nunca pasa de moda, eso es el estilo vintage. Si bien hoy en día el mercado de los relojes ha sido revolucionado por los Smartwatch, un reloj tradicional es un accesorio tanto para hombres como para mujeres que causa cierto deseo.

Los diseños vintage siempre han estado presentes en el mundo de la relojería. Estos modelos nunca han pasado desapercibidos en el mundo relojero, pues son sinónimo de  elegancia, sofisticación, atemporales, fáciles de utilizar y de leer.

Aquí te dejo todo lo debes saber sobre este estilo que ha calado en la moda y no tiene intenciones de irse. 

La estética vintage da mucho de qué hablar  en el mundo de la moda, la decoración, el estilo personal y, por supuesto, en la relojería.

Es muy común escuchar que las modas van y vienen y siempre vuelven. Esto es muy cierto y ahora están en tendencia los estilismos y los diseños inspirados en los años dorados de la moda, desde la década de los 40 hasta los años 80.

Estilo vintage

Actualmente, la decoración vintage está más de moda que nunca. En pleno siglo XXI, son cada vez más las personas interesadas en lograr que su hogar tenga un aspecto más vintage. Y esta tendencia no es sólo en la decoración sino también en la forma de vestir. Pero, debes tener mucho cuidado al combinar tus prendas pues si no lo haces adecuadamente corres el riesgo de verte anticuado o aparentar muchos más años de los que en verdad tienes.

La clave principal para lograr un estilo vintage con éxito está en combinar ropas con aire retro con otras prendas más actuales y frescas.

Y tu reloj juega aquí un papel muy importante ya que dará el toque de oro a tu look, para que éste tenga un balance perfecto entre lo retro y lo antiguo. Podrás pensar que un simple reloj no tiene tanta importancia pero creeme cuando te digo que es el detalle que marca la diferencia y hace este estilo más fácil de llevar.

Un reloj puede ser la pieza que complete tu estilo, ¿por qué? Porque es una pieza discreta, con la que no te sentirás incómodo. Además, en el mercado hay un sinfín de diseños que pueden combinar con tu personalidad y que al mismo tiempo te hagan estar en tendencia. 

Una Buena Inversión

Estas razones y muchas más convierten tu compra de un reloj vintage en una excelente inversión. Es verdad, que muchas personas piensan que los relojes vintage son aburridos, y más aún en esta nueva era tecnológica pero, esto no tiene por qué ser cierto, solo tienes que fijarte en la gran cantidad de modelos que ofrecen los fabricantes.

Además dentro de un diseño sencillo, residen horas de trabajo manual, materiales de calidad y detalles de lujo que te hacen sobresalir de la multitud. Son modelos que te pueden servir tanto para una ocasión especial como para tu día a día. Además, hoy en día puedes encontrar casas de moda que añaden toques de color o diseños más arriesgados para atraer a esos compradores que saben de moda pero también quieren diversificar su colección.

Cómo reconocer un reloj de estilo vintage

Ahora, no es lo mismo un reloj con estilo vintage a un reloj verdaderamente vintage de colección. Para muchos es difícil hacer distinción en este punto, así que, si lo que buscas es añadir a tu armario un reloj de lujo de colección debe:

  1. Pertenecer a una generación anterior y, normalmente no es fácil encontrarlos en un joyería. 
  2. Ha dejado de fabricarse: para que se considere vintage, el stock de unidades en el mercado ha de ser reducido y su búsqueda difícil. Ten en cuenta que las marcas dejan de fabricar piezas de relojes a los 20 años desde que se dejan de fabricar.
  3. Que tenga cristal de plexi: a partir de 1980, se popularizó fabricar los relojes con cristal de zafiro, pero antes de esa fecha se fabricaban con un plástico llamado “plexiglass” que les da un look antiguo, pero también son más frágiles, se rayan más y más profundamente y tienen un color especial muy reconocible.
  4. Conservación original: es decir, un reloj con piezas originales.
  5. Que sea full-set: es decir, que además del propio reloj, tenga la caja original, los papeles, la garantía del reloj, etc.

En cuanto a precio, los relojes vintage de colección pueden encontrarse desde los 800 a los 5.000 euros y más aún si tenemos presente eventos como cuando Ryan Gosling recibió su Globo de Oro por La La Land y acudió a los Oscar con un Rolex de 1940 en la muñeca, durante dos meses los precios se dispararon.  O cuando Joanne Woodward regaló a Paul Newman un reloj que apenas se vendía, con un mensaje en su parte trasera “Drive carefully. Me” y, sin saberlo, convirtió aquel reloj de correa de piel oscura y esfera de acero en una leyenda sobre el amor, el riesgo y el tiempo.

Relojes digitales Vintage

El mundo de la relojería vintage no solo es exclusivo de los relojes analógicos, sino que podemos encontrar relojes digitales con diseños muy retro, sin embargo no coleccionables (aún).

Los relojes digitales vintage más populares son los de la firma Casio. Estos relojes están hechos de acero plateado, dorado o elaborados con resina en muchos colores, con la caja del  mecanismo rectangular. Y algunas variantes de este diseño son relojes calculadora.

En cualquiera de sus presentaciones estos relojes se han convertido en la pieza indispensable para muchas personas amantes de lo vintage, y es que estos modelos son perfectos para cualquier estilo que tengas. 

Incluso en la gama de los relojes inteligentes, estas grandes compañías como Apple han optado por sacar al mercado correas de estilo vintage para que sus usuarios puedan usarlos en cualquier situación. 

Modelos de relojes vintage

Tudor el Black Bay Chrono S&G, el cronógrafo de mayor éxito de la firma. Con una hermosa correa de piel tipo badana.  La caja es de acero, de 41 mm, y se completa con bisel, corona y pulsadores de oro amarillo. Movimiento automático con certificado COSC. 

Reloj clásico Lambretta 40, un reloj clásico de inspiración vintage. Caja fina y elegante pulido en plata, junto a una elegante correa de auténtica piel italiana invecchiata (con broches de liberación rápida para un cambio de correa fácil y sencillo). Este reloj es perfecto para cualquier ocasión, para un look informal a la moda y elegante.

Aikon Chronograph de Maurice Lacroix, un claro ejemplo de que el estilo vintage no se quedó en los años 60. El Aikon toma su forma del Calypso, lanzado en 1980. La caja es de acero, de 44 mm. Equipa movimiento automático con función cronógrafo y doble indicador con fecha y día de la semana. 

Heritage Monopusher Cronograph de la firma Montblanc, la disposición de un único pulsador recuerda a los cronógrafos de los 50 de la casa Minerva, integrada ahora en Montblanc. La caja es de acero, de 42 mm, con cristal de zafiro abovedado. 

Eberhard & Co. y su Nuvolari Legend, una colección llamada como un legendario corredor de los años 30 tenía que ser estilo vintage. Caja de acero de 39,5 mm, movimiento automático, esfera con escala central taquimétrica y correa de cuero con aspecto envejecido. 

Heritage 1973 de Tissot, la firma suiza recupera un modelo de los años 70. Sin faltar a la estética de aquel entonces, tiene caja de acero de 43 mm y una esfera en la que predomina el contraste de los contadores. Movimiento automático y correa de cuero.