Publicado el

Mantenimiento y limpieza de un reloj de oro

Cada reloj de oro es muy especial. Existen en muchas variantes y diseños, además, puedes encontrarte con modelos chapados en oro, o macizos. En cualquier caso, siempre estarás en presencia de un reloj de lujo que te conviene cuidar con mucha atención.

Debido al delicado material con el que se fabrica tenemos que cuidarlo mucho para que nuestro reloj tenga bastantes años de vida e incluso puedas heredarlo a tus hijos.

Aquí te dejo una pequeña guía de cómo cuidar tu reloj de oro, consejos para mantenerlo en buen estado y el paso a paso para su limpieza.


El oro es un metal muy valioso y, gracias a su aplicación al mundo de la relojería hoy podemos disfrutar de algunas de las piezas más espectaculares.

Razones por las que deberías comprar un reloj de oro.

Si te gusta ser el centro de atención, con un reloj de oro seguro tendrás el protagonismo que buscas. Ellos son capaces de atraer todas las miradas. Una pieza de oro, ya sea de dama o de caballero, es sin duda una excelente opción.

Los relojes de oro de las principales marcas suizas suelen incorporar algunos de sus mejores movimientos, por eso son más precisos que los modelos fabricados en otros materiales. Por lo que si estás buscando calidad, con estos relojes vas seguro.

Por último, comprar un reloj de oro suele ser una buena decisión como inversión a largo plazo.

Recomendaciones antes de comprar un reloj de oro

#1 Aunque estés comprando un reloj nuevo, te recomiendo comprobar el estado general del reloj. Evidentemente, al comprar cualquier tipo de reloj debemos asegurarnos de que las piezas externas y su funcionamiento interno, están en buen estado, pero este paso es más importante en las piezas de oro.

El oro puede rayarse o haber sufrido un golpe que podría dejar una marca. Comprueba la corona, el brazalete completo, el cristal y las manecillas, no temas pedir incluso la opinión de un experto.

#2 Pocas personas son capaces de analizar el movimiento de un reloj si no están familiarizadas con este tipo de mecanismo, por eso, es mejor que busques a un experto relojero. Esta persona será capaz de analizar el funcionamiento de cada pieza, para asegurarse de que el movimiento está en un funcionamiento correcto.

#3 Si el precio es muy bueno para ser verdad, seguramente no es verdad. Evidentemente, en el mercado existen relojes de oro falsos y, a veces son imitaciones de gran calidad. Por eso, es importante que compres en joyerías acreditadas o sitios web de confianza.

#4 Tal vez no lo sabías pero, un reloj de oro debe incluir garantía y certificados de la propia marca. Incluso si es una pieza verdadera, pero no dispone de los certificados de la casa fabricante y la garantía, el reloj no tendrá ningún valor.

Ahora, ¿quieres saber lo que debes hacer para el mantenimiento de tu reloj de oro?

Consejos para mantener un reloj de oro en buen estado

  • Evita golpear tu reloj o el roce con alguna superficie que pueda dañarlo. Siempre puedes pulir tu reloj en caso de algún accidente pero, perdería su valor original.
  • Nunca apliques productos químicos que no estén formulados especialmente para tratar el oro. Pueden desgastarlo y provocar que la superficie pierda brillo permanentemente.
  • En condiciones normales, al oro no le afecta la temperatura ambiente, pero sí puede verse afectado si lo exponemos de manera continua a temperaturas extremas, ya sean frías o calientes.
  • Evita el agua de mar, aunque tu reloj sea a prueba de agua, la presencia de sal puede afectar al material.
  • Es obligatorio que evites que el reloj entre en contacto con la humedad, el maquillaje, los perfumes y otros productos químicos nocivos.

Cómo limpiar un reloj de oro

El método adecuado para limpiar tu reloj de oro, va a depender de si es de oro macizo, o si se trata de una pieza bañada en oro.

Limpiar un reloj de oro macizo

La limpieza de un reloj de oro macizo es simple. Sólo debes aplicar una pequeña parte de limpiador para oro sobre un algodón, o una gamuza suave (ya que estos estos productos protegen el brillo y eliminan la suciedad) y frotar con suavidad la superficie del reloj.

Otro método bastante bueno y más casero si no tienes a la mano limpiador de oro. Es usar pasta de dientes. Cualquier pasta de dientes con fórmula no gel funcionará muy bien. ¿Cómo limpiarlo?

Ya sea con el limpiador o con la pasta de dientes, el proceso es el mismo. Coloca una pequeña cantidad del producto sobre una bola de algodón o una gamuza de limpieza y frota cuidadosamente sobre las manchas, suave y firmemente.

Comienza por limpiar el interior de la correa y luego pasa al exterior de la misma para finalmente abarcar la parte central del reloj.
Una vez finalizado el proceso, debes aclarar el producto con un paño ligeramente humedecido.

Limpiar un reloj bañado en oro

Limpiar un reloj bañado o chapado en oro también es muy fácil y el proceso es muy parecido. Cualquiera de los siguientes métodos es más que efectivo para dejar tu reloj bañado en oro como nuevo.

La primera recomendación es limpiar tu reloj con una bola de algodón húmeda antes y después de cada uso. Para las zonas más pequeñas puedes usar un bastoncillo de algodón.

También puedes usar el mismo tipo de pasta que te hemos recomendado para limpiar un reloj de oro macizo. Pero en esta ocasión no ejerzas mucha presión sobre el reloj, pues el baño de oro podría desprenderse.

Otra técnica muy útil es humedecer ligeramente con agua y jabón un cepillo de dientes de cerdas suaves. Y frota sin brusquedad la correa del reloj y luego elimina los restos de jabón con un paño húmedo. Ten en cuenta que esto solo sirve para limpiar la correa.

Lo más recomendable es recurrir a un limpiador de joyas específico. Este tipo de productos están disponibles en muchas tiendas online y físicas. Son ideales para esto pues su fabricación está 100 % enfocada a la limpieza de relojes y joyas chapadas en oro.

En los casos más difíciles puedes remojar la correa de tu reloj en una solución de amoniaco durante un minuto. Luego enjuágala con agua y sécala posteriormente con un paño limpio. Pero esto solo inténtalo en casos muy extremos ya que podrías hechas a perder la correa de tu reloj.

¿Tienes un reloj de oro rosa?

En estos casos la limpieza difiere un poco ya que este material es más delicado aún.

Primeramente, separa la correa de la cara del reloj. Y te recomiendo que te haga si o si con un limpiador de joyas y sigue las instrucciones del fabricante.

Lo más importante es que cumplas los tiempos recomendados en la etiqueta del producto, de este modo la limpieza será más eficaz.

Cuando se cumpla el tiempo estipulado, frota el reloj suavemente con un paño, un cepillo de dientes con cedras suaves o un cepillo especial para el mantenimiento de joyas, esto para eliminar la suciedad.

Y, una vez sientas que el reloj está completamente limpio, pasa un paño húmedo por encima para retirar cualquier resto del limpiador. Completado esto, seca todo con otro paño.

A mayor uso mayor limpieza

La frecuencia con que deberíamos limpiar nuestro reloj debería ser proporcional al uso que le damos. Es posible que solo tengas que limpiar a fondo tu reloj una vez cada pocos meses. Sobre todo si llevas a cabo una rutina de mantenimiento mínima entre un uso y otro.

Cuando lleves tu reloj, trata de evitar que entre en contacto con jabones, colonias u otros productos químicos. Si tienes que lavarte las manos o echarte perfume, y es posible, quítate primero el reloj. Con esta sencilla operación evitarás mucha de la suciedad que amenaza a los relojes de oro.

También te recomiendo que lo guardes en su caja para evitar la acumulación de polvo. Aún así, pese a estas medidas preventivas, la suciedad acecha por doquier. Dado este contratiempo, en ocasiones resulta inevitable tener que limpiar en profundidad el reloj.

Independientemente del tipo de reloj, para mantenerlo limpio hay que tomar una serie de precauciones de carácter general. Pero a largo plazo seguro que valen la pena.