Publicado el

Cómo diferenciarse de los demás

La vestimenta en la historia de las sociedades siempre ha jugado una doble función. En primer lugar, su uso proviene de una necesidad meramente natural: la de resguardar el cuerpo de las inclemencias del clima.

En segundo lugar, trasciende en el ámbito de lo social como expresión de nuestra identidad, ya que las formas y diseños que se emplean para confeccionar distintas piezas, siguen los patrones definidos por el grupo cultural que los crea según las condiciones sociales bajo las que se ha desarrollado.

¿Qué quiere decir esto?, que normalmente nuestra forma de vestir esta sugestionada por la moda del momento. Pero, si quieres diferenciarte de los demás y realmente demostrar tu identidad a través de tu forma de vestir, sigue leyendo…

Con este artículo quiero ayudarte a que adquieras una serie de conceptos básicos sobre ti mismo que te ayuden a sentirte más seguro y confiado, y que así puedas proyectar una mejor imagen sólo con tu vestimenta.

Aquí, te dejo algunos consejos que pueden ayudarte a definir tu estilo y renovar tu guardarropa de la manera adecuada.

Que la ropa no te elija a ti

Lo primero que debes hacer es tomar consciencia de tu cuerpo. Y darte cuenta de que eres tú quien elije la ropa y el estilo que quieres llevar, no al revés.

Por ello, no debes pensar que porque algo está de moda o en tendencia te va a ir bien o te vayan a considerar con estilo.

Es importante conocer bien y saber qué tipo de ropa es la más adecuada para ti en función de tu tipo de cuerpo. Por ejemplo, si eres un hombre delgado y alto usar prendas con varios bolsillos o, chaquetas holgadas  que aporten algo de volumen te sentarán muy bien y, deberías evitar los pantalones muy ajustados.

Por el contrario, si tu cuerpo es algo más robusto y eres de contextura gruesa debes evitar los estampados y usar prendas de tela más ligera.

Los hombres no prestan mucha atención a esto, pero créeme que será el primer paso que te ayudará a diferenciar tu estilo de los demás.

No te limites

Tómate tu tiempo y visita varias tiendas, prueba con diferentes estilos, colores, entalles y combinaciones hasta que logres encontrar aquel conjunto con el que te sientas tu mismo.

Atrévete a innovar, aunque no sea lo que los demás estén buscando, si sientes que podrías comerte el mundo vestido así, entonces encontraste el atuendo indicado.

A partir de allí, puedes ir agregando piezas similares y variarlas poco a poco hasta que tengas un armario completamente nuevo. Además, debes tener en cuenta el cambio de las estaciones, ya que en verano puedes tomar más riesgos en cuanto a colores y en invierno la habilidad de crear un outfit completo es súper valiosa.

Entre gustos y colores, seguro que encontrarás algo para ti, ¡no te rindas! al principio te puede costar un poco.

Ten en cuenta tu estilo de vida

Debes adaptar tu forma de vestir no sólo a tus gustos o la forma de tu cuerpo, sino también acorde a tu estilo de vida. No necesariamente debes vestir igual para ir al trabajo que para ir a una cena entre amigos.

Tu look debe estar adecuado a cada ámbito de tu vida pero, manteniendo tu esencia. Hay hombres que profesionalmente deben apegarse a un código de etiqueta más rígido, y para ellos será más fácil diferenciar sus workfit de sus looks casuales pero, si no es tu caso debes intentar crear tú mismo esa diferenciación.

Una de las principales características diferenciadoras en un hombre con estilo es precisamente esta, que sabe adaptar su vestimenta para cada situación. En estos casos, siempre recuerda: más vale pasarse de formal que de casual.

Bien lo dijo Virginia Woolf, «Aunque pareciera una banalidad, dicen que la ropa tiene otro objetivo más allá de mantenernos cálidos. Cambia nuestra visión del mundo y la visión que tiene el mundo de nosotros. »

¿En qué merece la pena gastar un poco más de dinero?

Renovar tu armario significará una inversión de tu parte, pero que seguro vale mucho la pena.

Como lo hablamos antes, tienes dos direcciones la casual y la formal. Pero no exagero al decirte que la mayor inversión debes hacerla en unos zapatos de calidad, ya que éstos pueden durar años, si los cuidas bien; seguro que has oído el dicho ese de que a un hombre se le reconoce por sus zapatos.

En otra prenda que seguro debes invertir un poco más es en un traje, la diferencia entre un traje confeccionado a medida y en materiales de calidad y uno de colección salta a simple vista, por lo que si tu forma de vida o tu trabajo exige que vistas de traje con frecuencia puede merecer mucho la pena invertir en uno de calidad.

En cuanto al área casual, no es necesario gastar demasiado. Puedes encontrar más variedad y calidad por un precio bastante accesible.

Cuida tu aspecto físico

El maquillaje de los hombres es su barba (si es que tienen una). Por ello, es primordial que mantengas un buen corte de cabello y tu barba bien cuidada.

Estos aspectos demuestran preocupación por la imágen que das, además de una buena limpieza e higiene personal. El cuidado de la piel y el uso de cremas o protector solar no te harán menos hombre.

Por último, pero no menos importante

Los accesorios, unas buenas gafas o un reloj marcan la diferencia. Si de verdad estás bucando diferenciarte de los demás, con algunos accesorios básicos podrás darle un toque especial a tu outfit.

Corbatas, correas, gafas de sol, un reloj de lujo e incluso una gorra si es algo más casual, son artículos que no pueden faltar en tu armario.

Como ves, no es tan complicado. Si sigues estas recomendaciones la próxima vez que salgas de compras seguro regresas a casa renovado.

Pero, si aún no te sientes muy seguro siempre puedes ir acompañado o pedirle ayuda a algún trabajador de la tienda.